miércoles, 18 de junio de 2008

Clasificación barcos de crucero


Me sigue resultando bastante complejo comprender las clasificaciones otorgadas por las guías a los barcos. Quizás, si pudiese conocer cuales son los parámetros utilizados para su confección, estaría en una disposición mejor para discrepar o coincidir de los resultado que nos ofrecen.

Sin prejuicio de las frías clasificaciones otorgadas por los eruditos técnicos de estas publicaciones a cada uno de los barcos, en razón de esos criterios tan lo que sean que utilizan, sigo pensando que los barcos tienen un alma, aura o lo que sea, lo cual les hace totalmente diferentes para cada uno de los actores de sus existencias, desde el proyectista al último trabajador del desguace en el que termina sus singladuras. Separar a un barco de las emociones que en nosotros suscita, me parece algo parecido a privarle de esos momentos de gloria o desgracia que ha conllevado su existencia.

Para los marinos, a los barcos casi se les consideran con vida propia, pues todos ellos reaccionan de formas muy diferentes ante la mar, transmitiendo una serie de sensaciones particulares, que para entendernos, se pueden asemejar en cierta forma a las trasmitidas por los coches en su conducción. Estas impresiones pueden llegar a ser tan intensas que modifiquen la percepción real del buque rodeándolo de halo de cierto misticismo que en muchas ocasiones aboca a la creación de leyendas negras o amores extremos. La mar es fuente de múltiples supersticiones y los marinos (por lo menos los antiguos), supersticiosos casi por naturaleza. Ha sido y no se si seguirá siendo relativamente normal, que algunos barcos se hayan granjeado mala fama, bien por una suerte escasa, fuente de múltiples “inconvenientes” y desgracias durante su vida, como por otros motivos mas próximos a las manías personales y menos prosaicos.

Y no son solo los profesionales de la mar los que “ven” cada barco de forma diferente. Es bien seguro, que a la hora de enjuiciar un barco por parte del pasaje, habrá tantas opiniones como pasajeros, opiniones que sin lugar a dudas, estarán perfectamente motivadas.

No hay comentarios:

Datos personales

Mi foto

La "foto" con la que me presento; "Obelix",es la imagen de la persona que me gustaría ser.